12 de junio de 2011

Faenón de impunidad

Terminaron las elecciones y la urgencia por salir del marasmo electoral es perentoria. Es cierto que muchos queremos agregar ideas y voluntades para el éxito del próximo gobierno -y los que aún alimentan miedos pronto tendrán su perro y avanzarán- pero no podemos seguir dándole patente de corzo al gobierno saliente que, con el apoyo de la bancada aprista y fujimorista, están bañando de impunidad a los funcionarios gubernamentales salientes. Dos botones de muestra: (1) el Congreso en pleno halló sólo responsabilidad política a los responsables del gobierno durante el Baguazo pero no inhabilitó para puestos públicos a nadie y (2) la Ley 29703, aprobada por el Congreso y promulgada por Alan García el pasado viernes, que: (a) exime de culpa a los funcionarios corruptos en tanto que el acto o transacción gubernamental no produzca pérdida al estado, (b) no obliga al Poder Judicial a inhabilitar a los funcionarios corruptos, y (c) anula la justificación de cambios bruscos de patrimonio o enriquecimiento ilícito.
Estas dos medidas a favor de la corrupción y los corruptos en la burocracia estatal ya son hechos consumados que requerirán derogatorias o anulaciones de parte del siguiente Congreso si es que se quiere hacer justicia con los ladrones de cuello blanco que dejan la mamadera estatal. No va a ser una sorpresa que los gritos de "venganza política" se levanten en diferentes medios de comunicación que, inocentemente o no, busquen proteger a aquellos que medran del dinero de todos los peruanos. Como que tampoco es una sorpresa la forma en que se va tejiendo el posible indulto presidencial de Alan García a Alberto Fujimori; al fin y al cabo, ya tiene experiencia con Crousillat.
El Perú ha demostrado que tiene reserva moral y no dudó en luchar para evitar que la mafia fujimorista se reinstale en el gobierno; es hora de luchar para no permitir que los corruptos del gobierno saliente tengan una coraza de impunidad, como sucedía en las más atrasadas naciones bananeras.

1 comentario:

  1. Realmente es una verguenza que cosas como esta sucedan en un país que se dice democrático. Con respecto al "faenón" referido a la Ley 29703, Rosa María Palacios (periodista que se ha ganado mi respeto por su actuación impecable en medio de toda la suciedad mediática que reinó en la campaña presidencial), dará este lunes la lista de los corruptos que se beneficiarán con dicha ley. Me pregunto, ¿Habría Alan García y Cia. actuado con tanta celeridad, entre gallos y media noche de haber sido elegida Keiko FUJIMORI? ¿Sentirían el mismo terror a ser investigados y condenados que los mueve ahora?

    ResponderEliminar