14 de mayo de 2013

El telón cubre la oscuridad de la ausencia


Encontré este evento virtual en la red social:

"Les informamos que lamentablemente hemos tenido que tomar la decisión de suspender los ´Sábados Culturales´ en el Auditorio del Colegio Beata Imelda por razones de falta de interés de parte de nuestra comunidad de Chosica y Chaclacayo. Por respeto al trabajo artístico no podemos pedir a los artistas presentar su obra adelante de escaso publico."
Más que la condición de evento, o des-evento para el caso, me llamó la atención el propósito real de quien lo publicó pues casi se pueden tocar los poros que resumen frustración a lo largo de toda la sensibilidad de un promotor de arte. Repito, de arte, que otro nombre debe tener lo que el común de los peruanos disfruta a través de la bruma de una buena borrachera de multitudes de fin de semana.  

Chosica y Chaclacayo, distritos limítrofes de la capital del Perú, suman un total de 180,000 habitantes, con muertos y heridos, de los cuales nunca llegaron los desilusionados organizadores de los "Sábados Culturales" a reunir ni 100 asistentes por evento para ver danzas, cantos y músicas que no tienen nada que ver con los populares estribillos que anuncian "que todo le da vueltas, que todo le da vueltas, que todo le da vueltas" a un individuo que "se toma una botella". La  filosofía de clientes de la Backus & Johnston, por mencionar una sola cervecera, no tiene cabida en el arte.

Ahora los veo promoviendo "La Casa del Talento" con un conmovedor empecinamiento que fuerza a apoyarlos sin vuelta que darle. Están invitados.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario