26 de septiembre de 2014

Gestión de Jabonero

     Dicen que en casa de Jabonero el que no cae resbala. Por desgracia es bien sabido que, en lo educativo, el Perú ya no puede resbalar estando como está tendido cuan largo es desde hace un tiempo, para ser exactos, desde que el sector fue tomado al asalto por empresas privadas. Don Mariano Jabonero dirige en Editorial Santillana y nos dice que podremos mejorar el tema escuelas en el corto plazo, que no es necesario esperar, pues ellos tienen la varita mágica, más exactamente, la varita virtual.
   
Según una entrevista publicada en Diario Gestión de Lima, don Mariano, Jabonero de Fundación Santillana, nos endilga enfáticamente:
 "se puede mejorar la educación a corto plazo, si esa mejora viene acompañada de un desarrollo a través de tecnologías de información (TIC)" [sic].
Muy aparte del galimatías del desarrollo atravesado de tics, tal parece que para Santillana el cerebro humano a evolucionado en el transcurso de una sola generación al grado de asimilar alucinantes cantidades de información fragmentada en milisegundos gracias a:
 "un beneficio tanto en contenidos (porque es abierto) y entretenimiento (porque los alumnos se aburren menos)" [sic+sic].
 Como si lo del entretenimiento en aulas no hubiera sido ya el común denominador de lo aplicado en aulas peruanas mientras caíamos en picada, sólo por la coincidencia debería haberse revisado cuánto entretenimiento ayuda a aprender en aula pero no se hizo y se siguió jugando para el vídeo familiar. Resbalón tras resbalón, sin contar el paralelismo en la redacción, y a seguir resbalando con Jabonero.

     No contentos con ello, el diario Gestión resbala acrobáticamente al imprimirle una peor a don Mariano:
 "El mito del desarrollo de la educación a largo plazo fue desechado con las afirmaciones de Jabonero, ya que mencionó que hay evidencias por parte de la OECD y de la Unesco que países han logrado salir de sus rendimientos bajos en educación a niveles óptimos." [sic+sic+sic].
Y claro, que ya salimos todos del oscurantismo de la Edad Media europea es una gran novedad, si te llamas Perogrullo y regresaste de hibernar unas cuantas centurias. Pero, para quien vive en esta época, lo que sorprende más es que el diario peruano Gestión llegue al extremo de publicar que los plazos obligados de desarrollo de la educación son un "mito" y que lo que dice el Santillano de los Jabones va a la iglesia y punto. De hoy en adelante, estudiaremos primaria y secundaria en 2 años que don Mariano nos firma el diploma.

     Ahí no queda la cosa en la nota sin firma de periodista:
 "De esta manera, [Jabonero] confirmó que con la implementación de las TIC, los efectos en la calidad educativa del Perú se verían en tres o cuatro años." [4 veces sic].
Se olvidaron de decir a qué clase de efectos se verían y de definir la palabra implementación, que hasta los picnics domingueros se implementan.

     Aún hay más, Jabonero, embalado en la nota, lanza con total desparpajo:
 “Brasil, Polonia y Letonia son claros ejemplos de innovación tecnológica en instituciones educativas. Asimismo, Alemania solía tener resultados negativos en comprensión lectora, pero en seis años se logró convertir casi en un líder en tal campo” [5 veces sic].
Mientras no inventen otro método de cuantificación de resultados, tenemos que basarnos en los números, en este caso, del test PISA 2013. Bien pudo poner a Polonia en lugar de Alemania en su ejemplo, ya que los alumnos polacos tuvieron un puesto 14 en el PISA, encima del puesto 16 de Alemania, aunque ninguno de los dos países lidera nada en lo educativo. Y no sé a qué viene mencionar a Letonia -puesto 29- y Brasil -puesto 59- como ejemplos para el Perú que ocupa el puesto 66, el último de todos. Alguien que me diga desde cuándo las estrategias de desarrollo se basan en seguir los modelos de quienes tienen mediano o pésimo rendimiento. Quizás sea que los países asiáticos, que ocupan los 10 primeros puestos de PISA 2013, no entran a la casa de Jabonero, cuya comprensión lectora al parecer está muy por debajo de los quinceañeros de la OECD, que es la institución multinacional que ha creado el PISA.

     Ahora a lo alucinante, el diario de marras refiere:
 "Según Jabonero, nuestro país está cerca al promedio de los países de la OECD, y por encima de la media de América Latina." [10 veces sic],
borrando de un plumazo los resultados más catastróficos en la historia de la educación peruana. Los resultados de la prueba PISA, de OECD, del año 2013 lo confirman, somos coleros absolutos. ¿O es que don Mariano confundía Perú con España y su puesto 34, ocho por debajo del promedio OECD? Aunque la chuntan medianamente al mencionar a Singapur, Finlandia y Corea (asumo la sureña), es para jalar agua al molino de las bondades de las TIC, sin fundamento ni soporte, sólo santa palabra. Que la empresa Santillana se esté dedicando a vender productos enciclopédicos virtuales debe ser tan solo una feliz coincidencia.

     Si es verdad que:
 "Jabonero informó que los países con mejores resultados de América Latina necesitarán más de diez años para alcanzar la media de los países de la OECD, plazo de tiempo que supera los veinte años que necesitarían los países de la región con peores resultados",
entonces los 3 o 4 años de "efectos" sobre la educación peruana que prometió recuerdan a nuestros más folklóricos politiqueros. De pasada, Perú no es miembro de OECD ni muchas ganas muestra de serlo porque el tema va por el lado del desarrollo económico, muy lejano del crecimiento económico que tanto nos emociona aunque vaya a parar a otros pocos bolsillos.

     He dejado de leer prensa desde hace mucho para evitar ser acribillado por esta clase de publi-reportajes disfrazados de noticia. Por desgracia, ceder a la tentación y posar la vista como por descuido en un simple artículo ha demostrado ser potencialmente peligroso para la inteligencia y el sentido común. Pero, para verlo por el lado amable, mis alumnos de pensamiento crítico tienen en el diario Gestión una muy buena fuente de argumentos con pésima lógica para ejercitar su crítica, que ni a propósito. Gracias don Mariano de Santillana y Diario Gestión de las finanzas por el material idóneo para estudiar la idiocia argumentativa. Por lo menos así olvidamos por un momento que Santillana estuvo entre las empresas editoriales multadas por el regulador peruano INDECOPI por prácticas ilegales en la venta de sus libros en escuelas peruanas.

Publicado online: http://www.ellibrepensador.com/2014/09/26/gestion-de-jabonero/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario